“Blood Orange” o “Naranja Sanguina”

Blood Orange
Naranja Sanguina Ecológica o “Blood Orange”

¿Naranja de sangre? Es la traducción literal de la palabra inglesa para referirse a la naranja sanguina. No resulta muy sencillo encontrar en el mercado esta curiosa variedad de naranja, belleza rojiza del inverno.

Recuerdo en mi infancia comerla cuando la traía mi madre de un supermercado ya desaparecido “El Castaño” en mi precioso y querido pueblo Zafra. Añoraba pelar esas jugosas naranjas de color tan vivo, y es que mi familia siempre ha sido muy aficionada a los sabores cítricos. Pero ahora por fin las he conseguido encontrar no solo pensando en mi si no es mis clientes y amigos. Es una fruta típicamente invernal y si nos descuidamos nos podemos pasar de su temporada. Pero muchos os preguntaréis ¿qué diferencia a la naranja sanguina de las variedades más comunes de naranja dulce?

Origen y características

Hoy en día es un fruto típicamente mediterráneo, aunque su origen histórico parece situar a la naranja en ciertas zonas de China o del sureste mediterráneo. Los movimientos de distintos pueblos llevaron el cultivo de los cítricos al sur de Italia, destacando especialmente Sicilia, donde se introdujo la variedad dulce de naranja de la mano de portugueses y genoveses.

El origen concreto de la sanguina no está claro, pero lo más probable es que el descubrimiento de sus variedades y su explotación como producto comercial se sitúe entre España e Italia. Y es que se trata de una mutación de la naranja dulce común que se produce de forma natural cuando se dan las condiciones adecuadas.

Lo que distingue a la naranja sanguina es sin duda su color, el rojizo de su piel y sobre todo de su pulpa, su agridulce y roja pulpa que puede adquirir distintas tonalidades. Este color rojo depende de los pigmentos hidrosolubles llamados antocianinas, presentes en muchas otras frutas y vegetales. Para que se produzca el color rojo, deben darse temperaturas muy frías nocturnas, que son las que provocan que se sinteticen dichas antocianinas.

Principales variedades

Hay diferentes tipos de naranja sanguina que se distinguen principalmente por las tonalidades de color y el nivel de acidez de su carne y zumo. Aunque hoy en día se distribuyen por todo el mundo más de una decena de sanguinas distintas, son tres las variedades más comunes, y también las más cultivadas en la zona mediterránea.

La Tarocco tiene su origen y principal producción en Italia, concretamente en Sicilia, donde crece con facilidad gracias a la fertilidad de los suelos que rodean al Etna. Carece de semillas, tiene la piel muy fina y es una de las variedades más dulces, aunque también es la que presenta un color rojo más atenuado. Es además la naranja con mayor contenido en vitamina C.

De procedencia española es la conocida como Sanguinello, descubierta a principios del siglo XX. Tiene un color rojo más profundo que su pariente italiana, pocas semillas y una carne veteada de rojo, algo más amarga pero de agradable textura. Si las heladas de invierno se retrasan, es frecuente encontrarla en los mercados hasta bien entrada la primavera.

La variedad Moro, originaria también de Italia, es la naranja sanguina de color más fuerte, con un rojo tan profundo que casi llega al negro en algunas ocasiones. También resulta mucho más amarga, con toques ácidos, por lo que se la suele comparar con el sabor del pomelo. Su carne es muy jugosa y no tiene semillas.

Usos y propiedades

En general, a la naranja sanguina se le puede dar el mismo uso que a la naranja dulce más común. Sin embargo, sus llamativos colores y el amargor de su carne y zumo determinan algunas formas concretas de consumirla. Los aromas y sabores profundos de las sanguinas las hacen especialmente adecuadas para la preparación de mermeladas, jaleas, zumos y helados, siendo muy populares los sorbetes de este cítrico en Italia.

En los últimos años ha ido ganando fama a la hora de usarla en la cocina, pues su intenso color rojizo la convierte en un ingrediente muy atractivo para la preparación de platos frescos, como ensaladas,ya sea usando la fruta tal cual o empleando su zumo en aliños aromáticos. También es un producto cada vez más solicitado en la elaboración de dulces, aportando jugosidad a masas de bizcochos y pasteles, con un interesante contraste de sabores dulces y amargos.

Nutricionalmente, la naranja sanguina destaca por su alto contenido en vitaminas y antioxidantes, relacionados directamente con los pigmentos presentes de forma natural. Recientes estudios científicos apuntan a que las antocianinas pueden ayudar a retrasar el envejecimiento celular y a controlar el nivel de colesterol en sangre.

Además de proporcionar antioxidantes, la naranja sanguina resulta ligera y rica en vitaminas.
Aporta pocas calorías por su elevado contenido en agua y fibra, y moderado de azúcares.

La fibra soluble propicia la salud de la flora intestinal, un buen tránsito y la reducción del colesterol. Según estudios del Instituto de Oncología de Milán (Italia), la naranja sanguina reduce los niveles sanguíneos de colesterol y triglicéridos, e inhibe la formación de placas que dificultan la circulación, gracias a la acción conjunta de las antocianinas, la fibra y otros compuestos, como los ácidos hidroxicinámicos y la hesperidina.
Su vitamina C supera en un 40% a las naranjas ordinarias en la variedad tarocco, que puede proporcionar hasta 60 mg en 100 ml de zumo. Este nutriente aumenta la absorción del hierro, el calcio y el fósforo, y participa en la síntesis de colágeno, por lo que previene el envejecimiento prematuro.

Una sanguina al día es suficiente para obtener la cantidad necesaria de vitamina C (60 mg).

El betacaroteno, otro pigmento antioxidante, abunda más en la sanguina que en otras naranjas. Refuerza el sistema inmunitario y se transforma en vitamina A conforme el organismo la va necesitando. Los aceites esenciales terpénicos, propios de los cítricos, también luchan contra los radicales libres.

Aporta ácido fólico y vitamina B1, necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para su desarrollo durante la etapa de crecimiento. Algunos estudios lo relacionan con el rendimiento intelectual, la prevención de la fatiga y algunos tipos de anemia.

Entre sus minerales destacan el calcio, el magnesio y el hierro.Un potente antioxidante
Las antocianinas, los pigmentos antioxidantes que tiñen la pulpa de las naranjas sanguinas, se acumulan en las vesículas que separan los gajos. Son un potente antioxidante que allí por donde pasa va atrapando radicales libres y favoreciendo su eliminación. De esta manera contribuye a prevenir las enfermedades cardiovasculares, las neurológicas y diversos tipos de cáncer –sobre todo los de colon y estómago– de manera tan eficaz o más que los antioxidantes hallados en el té verde, las bayas o las coles.

Al inhibir ciertas enzimas digestivas, las antocianinas disminuyen los niveles de glucosa en sangre y reducen la absorción de las grasas después de las comidas, por lo que previenen la obesidad y la diabetes. Por otra parte, destaca el efecto sobre el sistema circulatorio, pues aumenta la resistencia de las paredes de los vasos sanguíneos y disminuye su permeabilidad.

Todavía tenemos mucho invierno por delante que nos dejará varias heladas, así que seguro que la naranja sanguina estará con nosotros hasta haga su presencia la primavera. Pero por si acaso, no perdáis la oportunidad de haceros pronto con unos buenos ejemplares ecológicos, sobre todo si amáis los cítricos tanto como yo. En el caso de que no os gusten demasiado los sabores amargos, os aconsejo preparar un zumo casero mezclando naranja dulce con sanguina, es un cóctel de vitaminas ideal para comenzar el día o con cualquier otra fruta ecológica.

Síguenos en:

http://www.comevidabio.com

Twitter: @comevidabio

Instagram : comevidabio

Facebook : comevidabio

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s